Translate

Fritos caseros (16)

Bolitas de arroz




Muy sencillo de preparar cociendo arroz o utilizando alguno que te haya quedado. Según el tipo de queso que uses así será el sabor. Yo he usado mozarella porque queda muy esponjoso. El jamón puedes freírlo un poco antes y también le daría su peculiar sabor a jamón frito. Así puedes ver que admite varias variantes, dependiendo del gusto de cada uno.

Ingredientes (para unas 40 bolas):
200 gramos de arroz
100 gramos de jamón serrano
100 gramos de queso mozarella
1 huevo para la masa 
2 huevos para rebozarlas
Harina de repostería
Pan rallado
Sal
Mahonesa
Tomate ketchup

Modo de hacerlo:
   Se cuece el arroz en agua con sal (aproximadamente un cuarto de hora). Se enjuaga y se escurre. 
     Luego, se bate en un bol el arroz, junto con el jamón, el queso y un huevo. Se coloca la masa sobre un plato humedecido y se procede a hacer las bolitas, pasándolas por harina, los huevos, previamente batidos, y pan rallado.
    Se pueden congelar o freír en ese momento.


    Una vez fritas, se colocan en un plato sobre una base de mahonesa y tomate ketchup.

Buñuelos de bacalao


Suaves y deliciosos.

Ingredientes (para unas 25 bolitas):
100 gr. de bacalao desalado
2 yemas de huevo
1 cucharadita de levadura
Perejil
1 cebolla
2 dientes de ajo
3 o 4 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Para hacer el puré de patatas:
125 gr. de puré de patatas
Leche
1 cucharada de mantequilla

   Modo de hacerlo:
   Yo utilizo bacalao desalado.


   Cubrir una sartén con aceite de oliva (3 o 4 cucharadas) y en ella freír los ajos fileteados. Cuando estén fritos se sacan y se fríe en el mismo aceite la cebolla finamente picada. Cuando esté transparente se incorpora el bacalao. Se fríe todo hasta que el bacalao quede desmenuzado. Luego, se echa todo en un recipiente y se bate todo junto con los huevos, el perejil, la levadura y un poco de sal.


   Después preparar el puré de patatas (yo he usado el de paquete). Para ello, se echa en un cazo una cucharada de mantequilla, la leche y, cuando empiece a hervir, los copos del puré de patatas. A continuación, vertemos la mezcla que batimos previamente y revolvemos todo hasta conseguir una masa espesita, que nos permita luego hacer las bolas y freírlas.



   

   Luego, sólo queda poner en una sartén abundante aceite caliente, e ir fridiendo las bolas, que podemos ir confeccionando con una cuchara sopera.  
   Sería bueno colocarlos sobre un papel absorbente para quitarles todo el aceite posible.
   Poner en una fuente y servir.



Churros


Esta mañana nos hemos levantado en casa con ganas de comer churros, así que nos hemos puesto manos a la obra y aquí está el resultado.

Ingredientes: (para 4 personas)
1/4 kg. de harina
1/2 l. de agua
1 paquete de levadura
Sal
Aceite para freír

Modo de hacerlo:
   Medimos la harina y la echamos en un bol, junto con la levadura.
   Aparte, medimos el agua y la ponemos a calentar hasta que empiece a hervir, con una cucharadita (de las de café) de sal.
   Nada más empiece a hervir el agua, la vertemos en el bol donde está la harina y amasamos hasta que esté la masa lisa.
   Dejamos reposar la masa, al menos, un cuarto de hora.
   Ponemos a calentar una sartén con bastante aceite para freír los churros.
   Vamos llenando la churrera y, cuando el aceite esté caliente, vamos echando los churros en la sartén hasta que se frían.

   Además, puedes congelar los que te sobren y freírlos en otro momento. En la siguiente foto verás que, en vez de hacerlos redondos, los he hecho en forma de palitos. Puedes darle la forma que tú quieras.



Croquetas de gambas al ajillo

No sé si os habrá pasado igual que a mí, pero últimamente he visto en algunos bares ofertas de croquetas muy originales como ésta. He hecho este experimento y, para quienes os guste las gambas al ajillo y las croquetas, esta receta es ideal.
Espero que os guste.

Ingredientes (para 4 personas):
1/2 kg. de gambas 
6 ajos gordos
Aceite de oliva
Caldo de gambas
Leche
Harina de repostería
2 huevos
Pan rallado 
Sal

Modo de hacerlo:
   Pelamos las gambas y las troceamos.



    Con las cáscaras hacemos el caldo. Para ello, las pondremos en un cazo con agua y las dejaremos hervir unos 10 minutos.


   Colamos el caldo y reservamos.



   Luego, cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva y freímos los ajos, muy picaditos, y las gambas.


   A continuación, añadimos 1 cucharada sopera bien colmada de harina de repostería. Movemos muy bien y vamos incorporando poco a poco caldo de gambas y un chorreón de leche. Seguimos removiendo hasta conseguir una masa espesa, de tal modo que se despegue de la sartén al removerla. Añadimos un poco de sal. (Es conveniente probar antes cómo está de sabroso).
   Luego, volcamos la masa en un plato húmedo y la dejamos enfriar.


   Cuando se haya enfriado, la metemos en el frigorífico para que se haga más compacta la masa.
   Después, iremos haciendo las croquetas, pasándolas por harina, huevo (previamente batido) y pan rallado.





   Las metemos en el congelador y luego las guardamos en una bolsa de congelación.
   Las freímos y listo.


Croquetas de pescada

   

Esta receta es parecida a la de las croquetas de pollo, pero con alguna variante.

Ingredientes: (para unas 25 croquetas)

1 pescada de 1/2 kg aproximadamente
1 cebolla y 1/2 cebolla
2 cucharadas de aceite de oliva
Nuez moscada
1 hoja de laurel
Perejil
Sal
Salsa bechamel (ver en "salsas")

Modo de hacerlo:

   Se cuece la pescada en abundante agua con sal, 1 cebolla, y 1 hoja de laurel, durante unos 10 minutos. (Luego, puedes colar ese caldo y aprovecharlo, por ejemplo, para hacer una paella o puedes sustituir la leche para hacer la bechamel por este caldo).



 Luego se desmenuza la pescada y se le quita las espinas y escamas.



   En una sartén se echan 2 cucharadas de aceite de oliva, donde se fríe la cebolla picada y la pescada desmenuzada y sin espinas, Luego, se bate todo esto en la batidora o bien se deja en pequeños trocitos, ya depende del gusto de cada uno y se le añade un poco de perejil.
   Se confecciona una bechamel y, una vez que empecemos a añadirle leche, le agregamos lo que hemos batido. Se sigue moviendo hasta que la masa se despegue de la sartén y se rectifica con sal y nuez moscada.
 La masa se deja reposar en un plato humedecido con agua para que no se pegue. Cuando se enfríe, se mete en el frigorífico para que quede más compacta la masa.



   Luego se van cogiendo porciones y se pasan por harina de repostería, huevos batidos y pan rallado.
   Se pueden freír en una sartén con abundante aceite, o bien, ponerlas sobre una bandeja del congelador sobre papel de plata (para que no se peguen) y, cuando estén congeladas, meterlas en una bolsa de congelación e irlas sacando poco a poco según las que quieras freír.





Croquetas de pollo




¿Están exquisitas, eh?

Ingredientes:
1 muslo de pollo guisado en el puchero
1/2 cebolla
2 cucharadas de aceite de oliva
Perejil
Nuez moscada
Sal
Salsa bechamel (ver en "salsas")

Modo de hacerlo:
   En una sartén se echan 2 cucharadas de aceite de oliva, donde se fríe la cebolla picada y el pollo desmenuzado y sin huesos, añadiéndole un poquito de perejil. Luego, se bate todo esto en la batidora.
   Se confecciona una bechamel y, una vez que empecemos a añadirle leche, le agregamos lo que hemos batido. Se sigue moviendo hasta que la masa se despegue de la sartén y se rectifica con sal y nuez moscada.
 La masa se deja reposar en un plato humedecido con agua para que no se pegue. Cuando se enfríe, se mete en el frigorífico para que quede más compacta la masa.
   Luego se van cogiendo porciones y se pasan por harina de repostería, huevos batidos y pan rallado.
   Se pueden freír en una sartén con abundante aceite, o bien, ponerlas sobre una bandeja del congelador sobre papel de plata (para que no se peguen) y, cuando estén congeladas, meterlas en una bolsa de congelación e irlas sacando poco a poco según las que quieras freír.

Croquetas de roquefort



Esta receta me la he inventado porque una vez fui a comer a una venta y me pusieron unas riquísimas croquetas con sabor a bechamel. Así, decidí practicar a ver qué pasaba y hasta a mi marido, que no le hacen gracia las croquetas debido a la bechamel, le han gustado un montón.
Lo siento por mi amiga Conchi, que me sigue allá donde voy, porque sé que a ella no le gusta el roquefort, pero no te preocupes que ya prepararé otra receta para ti.

Ingredientes: (para unas 30 croquetas)
1 muslo de pollo del puchero
125 gr. de queso roquefort
Leche
1 cebolla
2 dientes de ajo
Tomillo
Orégano
Nuez moscada
Aceite de oliva
1 cucharada grande mantequilla Tulipán
1 cucharada grande harina de repostería
2 huevos
Pan rallado
Sal

Modo de hacerlo:
   Se cubre el fondo de una sartén con aceite de oliva y se fríe la cebolla muy picadita y los ajos fileteados. A continuación, se incorpora el pollo, previamente limpio de huesos y pellejo y cortado en trocitos. Se sazona con tomillo, orégano.
   Después, yo prefiero machacar todo en la batidora, ya depende del gusto de cada uno (si os gusta encontrar los trocitos de pollo no hace falta). Retiramos de la sartén en cualquier caso.
   Luego, echamos en la misma sartén la mantequilla y la harina. Revolvemos y vamos incorporando la leche poco a poco para confeccionar una bechamel. Incorporamos el roquefort y seguimos moviendo mientras se va derritiendo.
   A continuación,  vertemos el pollo con los ajos y la cebolla refritos machacados en batidora o sin machacar. Seguimos moviendo y sazonamos con un poquito de nuez moscada y sal.
   Cuando la masa se despegue de la sartén, ya está lista. Se aparta del fuego.
   Cogemos un plato llano, lo humedecemos un poco y volcamos la masa. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Luego, lo metemos en el frigorífico para que se compacte más durante unas horas o hasta el día siguiente.
   Después, ponemos 3 platos: uno con harina de repostería, otro con dos huevos (primero las claras se baten a punto de nieve y luego se vierten las yemas y mezclamos) y un tercer plato con pan rallado. Preparamos una bandeja cubierta con papel vegetal o papel de plata (aunque con el papel vegetal no se pegan nada) para meter en el congelador si no queremos freírlas todas ese día.
   Cogemos porciones de masa, según el tamaño que queramos conseguir y los vamos pasando por la harina, el huevo y el pan rallado. Y ya estarán listas o bien para freírlas, o bien para congelarlas para otro día.
 


Flamenquines


¡Ten cuidado con el palillo de dientes, no te lo vayas a tragar!

Ingredientes:
Jamón York
Tranchetes
Harina de repostería
Huevos
Pan rallado
Aceite para freír

Modo de hacerlo:
   Se va poniendo un tranchete sobre cada loncha de jamón york. Se enrolla el jamón york con el tranchete dentro y se cierra con un palillo de diente.
   Se van pasando por harina, huevo y pan rallado.
   Se fríen.
   También puedes congelarlos en una bandeja de congelador cubierta con papel de plata y, una vez congelados, meterlos en una bolsa de congelación e irlos sacando cuando hagan falta.

Gambas con gabardina


He mejorado la receta y la he vuelto a reescribir. Así he conseguido un sabor más auténtico, desde mi punto de vista. 

Ingredientes (para 4 personas):
1/4 kilo de gambas
200 ml. de cerveza (un vaso)
140 gr. de harina (10 cucharadas)
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de sal
1 pizca de azafrán
Aceite para freír

Modo de hacerlo:
   Se pelan las gambas dejándoles la cola entera.


   Se hace una masa con la cerveza, la harina, la levadura, la sal y el azafrán. 


   Se mezcla muy bien y se deja reposar una media hora para que fermente la levadura.


   Se van mojando las gambas. cogiéndolas por la cola y ayudándonos de una cuchara para echarlas en el aceite hirviendo.













   Y se van poniendo en un plato, listas para ser devoradas.

Huevos sorpresa


Por esta receta estuvo a punto de conseguir un primer premio cuando yo estudiaba en el Instituto en un concurso que hubo de cocina. Lo malo era lo de siempre, me fallaba la presentación y, aunque estuvieron a punto de darme el premio, al final se lo llevó una compañera que tenía un tío repostero y le hizo una casita toda preciosa de dulce. Así es la vida. Pero el jurado se comió casi todos los huevos que llevé.
Aquí os la dejo para que disfrutéis.

Ingredientes: (para 5 huevos)
5 huevos cocidos
Harina de repostería
2 cucharadas de margarina Tulipán
Leche
2 huevos crudos
Pan rallado
Sal

Modo de hacerlo:
   Se cuecen los huevos en agua durante unos 10 minutos. Se enfrían, se pelan y se cortan en rodajas.
   Se hace una salsa bechamel con 3 cucharadas soperas bien colmadas de harina de repostería y 2 cucharadas bien colmadas de margarina Tulipán. Véase Salsa bechamel
   Cuando la salsa esté espesa se van echando las rodajas de huevo y se van cubriendo con la bechamel. Se colocan en un plato llano humedecido con un poco de agua (para que no se peguen) y se meten en el frigorífico para que se endurezca un poco más la masa.
   Luego, se pasan por harina de repostería, huevo (separa las claras para batirlas y luego incorpora las yemas) con un poquito de sal y pan rallado. Se fríen.
   Se pueden comer calentitos o fríos. Están buenos los comas como los comas.
   
   También puedes congelar el resto, pero es muy importante descongelarlos antes de freírlos. Lo puedes colocar sobre papel vegetal para que no se peguen.

   

Mejillones rellenos


Se aprovechan las cáscaras de los mejillones para rellenarlos y se pueden congelar.
Ingredientes: (para 1/2 kg. de mejillones)
1/2 kg. de mejillones
1/4 kg. de almejas (opional)
1/2 cebolla
1 huevo cocido (opcional)
Salsa de tomate
Pimienta negra
Leche
2 ó 3 cucharadas de harina fina de maiz
1 hoja de laurel
Pan rallado
Aceite
Agua
Sal
Modo de hacerlo:
Colocamos los mejillones en una cazuela y le agregamos agua que cubra sólo el fondo, echamos sal y laurel. Tapamos las cazuela y dejamos que se abran. Cuando se abran, se retiran del fuego y se separan de las conchas, cortándoles las algas. Se conserva el agua.
Por otra parte, en un perol ponemos a calentar aceite de oliva, que cubra el fondo, echamos las cebolla muy picadita. Cuando empiece a dorarse, agregamos los mejillones muy picaditos, el tomate, las almejas muy picaditas, el huevo muy picadito, la pimienta, la sal y la leche.
Dejamos que todo hierva un poco para que se mezclen los sabores.
(Si se quiere, en vez de picar la cebolla, los mejillones y las almejas, podemos pasarlos, en este momento, por la batidora, ya depende del gusto de cada uno).
En un vaso, disolvemos la harina en el agua fría de los mejillones (o, si se prefiere, en caldo del puchero) y se lo agregamos al refrito para hacer así la bechamel. Removemos hasta que espese.
Con una cuchara, rellenamos las conchas con la masa y las pasamos por harina, huevo y pan rallado. Freímos en aceite muy caliente y se sirven.
(O también se pueden poner en una bandeja cubierta con papel de plata y se congelan).



Pavías de merluza


También se pueden hacer con tiras de bacalao. 

Ingredientes: (para 8 pavías aprox.)
1/2 kg. de merluza limpia y sin espinas
100 gr. de harina
1 cucharada de aceite de oliva
2 huevos
1 paquete de levadura en polvo
Zumo de 1 limón
Agua
Perejil
Sal
Modo de hacerlo:
      Si lo hacemos con bacalao:
   Es necesario poner el bacalao en remojo durante 24 horas y cambiarle el agua unas 3 veces.
   Cortar el bacalao en tiras de unos 6-7 centímetros de largo por 2 de ancho y dejarlas en un escurridor para que suelten el agua.
   Sumergir el bacalao en el zumo de limón durante unos 15 minutos.
   Si lo hacemos con merluza:
   Necesitamos tiras de merluza limpias y si espinas. Las sumergimos en zumo de limón durante unos 15 minutos.
   En un bol poner la harina, los huevos, el aceite, el perejil y la levadura y mezclarlo todo bien, añadiendo agua en cantidad suficiente para conseguir una papilla semilíquida, esto es, ver la cantidad de masa y la misma cantidad le echamos de agua. Salar y dejar reposar como mínimo unos 30 minutos. Podemos sumergir el pescado en la masa mientras fermenta, así va cogiendo gusto.
   Poner al fuego un perol o una sartén honda con abundante aceite y cuando esté bien caliente, rebozar las tiras de bacalao en la masa y echarlas en la sartén.
   ¿Cómo lo echamos en la sartén?
   Ayudándonos con 2 cucharones, porque la masa está muy líquida.

San Jacobo


Tradicional y muy conocido plato. Ideal para combinar con huevos y pimientos fritos, por ejemplo.

Ingredientes: (por persona)
1 filete de pollo de corte fino
1 loncha de jamón york
1 tranchette
Harina de respostería
Huevo (para rebozar, según la cantidad que vayamos a preparar)
Pan rallado
Sal
Aceite para freír

Modo de hacerlo:
   Se coloca en un plato un filete de pollo (se le echa sal), encima una loncha de jamón york y encima un tranchette.


   Luego, se doblan por la mitad.


   Y se pasan por harina, huevo (batido con sal) y pan rallado.


   Luego, los puedes congelar. En este caso, aconsejo sacarlos un ratito antes de freírlos:



O freírlos:


San Jacobo



Soldaditos de pavía



¡Por fin, lo conseguí! Después de leer su historia (porque la tiene y es muy curiosa) me he decidido a intentar hacer esta receta. He estado leyendo y curioseando en varios sitios y, al final he conseguido hacer la mía propia. Espero que os guste. A mi padre les encantaba, pero como a mi madre no les salían con su sabor peculiar, alguna vez fuimos a degustarlos a un bar de Sevilla, cerca de nuestra casa, donde les salían deliciosos. Ahora sé por qué no les salían a mi madre y es que recuerdo que ella los rebozaba en cerveza porque hacía una masa corriente para rebozar el pescado, ¡ja, ja, ja...!

Ingredientes (para 4 personas):
1/2 kg. de bacalao desalado

Para la maceración: 
4 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
El zumo de 1 limón
Comino
2 dientes de ajo
1 cucharada de pimentón dulce
Azafrán

Para la masa de rebozar:
150 gr. de harina
1 sobre de levadura
2 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
2 cucharadas de vinagre
3 claras de huevo
Perejil
Sal

Modo de hacerlo:
   Se corta el bacalao en tiras aproximadamente de 6 cm. de largo por 2 cm. de ancho.


   Se echan en un bol todos los ingredientes indicados para la maceración. Se mezclan muy bien y se introducen las tiras de bacalao, de tal manera que queden cubiertas por la mezcla. Es aconsejable que estén macerándose al menos 1 hora, para que tomen el gusto.


   Aparte, en otro bol, mezclamos muy bien todos los ingredientes que he indicado para rebozar el bacalao. También debe reposar la masa al menos 1 hora, para que fermente la levadura.




   Cuando llegue el momento de freírlo, lo haremos en una sartén con abundante aceite, cuando éste esté bien caliente. Iremos rebozando las tiras de bacalao en la masa de rebozar y las iremos fridiendo.





Tortillitas de carne



Aquí, como véis, las he acompañado con arroz a la cubana, pero también pueden ser acompañadas por un revuelto o, simplemente, por patatas fritas.

Ingredientes: (para 4 personas)
1/2 kg. de carne de cerdo picada
4 huevos
4 ajos
Perejil
Pan rallado
Harina de repostería
Sal

Modo de hacerlo:
   En un bol se echa la carne picada y se le agrega 4 huevos, los ajos, la sal y el perejil. Se revuelve todo el conjunto muy bien.
   Luego, se le añade pan rallado, para que la masa quede más compacta y podamos cogerla para hacer bolas, como si fueran albóndigas.
   Vamos cogiendo porciones, dándole forma de bolas al enharinarlas y luego la aplastamos, para que parezcan tortillas.
   Se van colocando en una bandeja cubierta de papel de plata, para congelarlas.
   Una vez congeladas, la echamos en una bolsa de congelación y cuando queramos, las sacamos y las freímos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por haberte tomado la molestia de comentar mi entrada! ¡Me hace mucha ilusión! ¡Espero que hasta pronto! ¡Un beso!